sábado, 23 de febrero de 2008

QUÉ CARO ESTÁ TODO

Estos últimos quince días han sido gloriosos desde el punto de vista de un pordiosero como yo que aspira a vivir exlusivamente de ayudas estatales. La semana pasada fui dos veces gratis al cine para disfrutar de sendas películas excelentes que proyectaba el instituto francés de mi ciudad; películas bien narradas, con actores de verdad y diálogos que no ofenden al intelecto, todo lo contrario que las películas yanquis para subnormales que se estrenan en los cines comerciales y que la gente paga ya casi 10€ por ver.

El día siguiente vi una obra de teatro, bastante buena también, porque un buen amigo mío era el actor principal y me regaló dos entradas. Esta semana he acudido a un cocktail que organizaba un absurdo periódico deportivo local y en el que regalaron canapés y bebidas alcohólicas a mansalva; también he disfrutado, por supuesto por la patilla, de un concierto de uno de los pianistas españoles con más futuro, un tal Mario no sé qué con pinta de pijo. También sin pagar, como a todo lo que voy, un espectáculo junto a la catedral de unos artistas franceses que combinaban humor, baile contemporáneo y magia. Eran realmente buenos.

Todos los días hay algo, hasta un concierto de lavadoras, y eso que aún no ha llegado la primavera y que vivo en una ciudad en la que la cultura no importa, pues el deporte preferido es especular. Degustaciones gastronómicas, teatre al carrer, talleres para jubilados, desfiles, pasacalles, conciertos de jazz, cine d´estiu, exposiciones temporales, música popular, algo diferente cada día, !cultura! Así que cada día practico o contemplo actividades diferentes, me divierto, me emborracho y me culturizo; soy feliz , gastándome cada vez menos dinero, ya prácticamente no me gasto nada.

Puedes aprender un idioma por 50€ al año en la Escuela Oficial de idiomas, yendo un par de días a la semana, y hay un montón de cursillos oficiales gratis donde puedes hacerte amigo de un montón de parados y de jubilados o encontrar la mujer de tu vida; puedes incluso ir a manifestaciones, son divertidísimas, hay música y canciones, y de paso quizás consigas que dejen de pisotear los derechos de las ancianas y de los colectivos ultraderechistas de tu comunidad autónoma.

Hay gente que se pasa el día quejándose de lo caro que está todo, como que el pan ha subido 30 céntimos en lo que va de año; pero ellos siguen gastándose cada finde 50€ sólo en farlopa, y van a cenar a restaurantes que cobran 40€ por comensal, cuando podrían hacerlo en casa por menos de 5€, o podrían ir a mediodía y comer de menú lo mismo por 8€. En un supermercado te puedes comprar 8 litros de cerveza Norlañas por menos de 3€, probablemente la lata de tenis más barata de Europa, pero aún hay gente que sigue yendo a pubs donde le cobran 5€ por un tercio y se quejan de que el sueldo no les da para llegar a fin de mes.

La mayoría de las cosas que proporcionan felicidad son gratis o muy baratas, pero tú, por supuesto, prefieres salir de marcha por la noche y gastare 50€ en unas pocas horas, 8€ por cubata, lo mismo que te costaría la botella si te la compraras en el supermercado; además tienes que coger un taxi porque por la noche no hay transporte público y el actual gobierno nazi ya no te permite conducir totalmente borracho y poner en riesgo absurdamente la vida de otras personas.

Todo es un gasto energético estúpido, y además el día siguiente estás hecho una mierda por la resaca, con ganas de suicidarte y eres incapaz de hacer nada útil, ni siquiera de concatenar dos frases mínimamente lógicas, y cuando tu novia viene a pedirte que la próxima vez te controles y que ya te lo advirtió, lo que en realidad te apetece es pegarle una paliza, para que no vuelva a abrir la boca en su vida.

Reconozco que sí, que han subido los precios (por tu puta culpa, por cierto), y además seguro que no tienes tanta suerte como yo, que pago un alquiler antiguo de 100€ en el centro; y con la pasta que me da todos los meses ZP me sobra para pagar ese alquiler y parte de los recibos. Todos los años me suben el sueldo por debajo del IPC, pero como no consumo nada, soy el único que al final sale ganando (junto con la banca y los políticos) porque sin gastos de ningún tipo cada vez tengo más dinero en términos absolutos para invertir en repúblicas bananeras, aunque en realidad lo que hago siempre al final es trabajar menos y cobrar lo mismo, o buscar trabajos de menos responsabilidad, pues para cualquier persona con dos dedos de frente ascender y mejorar en la empresa es evidentemente un paso atrás.

Pues como decía antes, estoy de acuerdo en que están subiendo los precios, pero como eres un gordo irreflexivo que no sabes controlar tus instintos ni tus gastos es como si subiera aún más porque vas por ahí regalando el dinero.

Por no hablar de la costumbre absurda de comprar cosas totalmente prescindibles hoy en día a precio de oro, como la estupidez de comprar un coche, que cuesta un pastón y además con dinero que no es tuyo.

Si los ministros de economía quisieran combatir la inflación de una manera verdaderamente efectiva, lo que tendrían que hacer en realidad es explicar a los ciudadanos la gran cantidad de cosas que hoy en día son gratis.

6 comentarios:

El profeta Azul dijo...

Un aplauso! El mejor articulo de los ultimos tiempos, voy a poner un link en mi blog porque tiene usted toda la razon.

El profeta Azul dijo...

tambien por 20 y pocos euros al cuatrimestre se puede hacer una actividad deportiva en la universitat de València

Anónimo dijo...

TEns un bloc catxondo, felicitats per desafiar el pensament monolític de la zona!

Per a quan en valencià? ;)

Elvar - El Chino Muerto dijo...

Gracies per la felicitació; el meu problema es que quan jo anava a l´escola estava un tal Camps en el Govern i el valencià s´ensenyaba en anglés; així que no el vaig aprendre massa bé.

No, en seri. Desafortunadament no soc cent per cent bilingüe; puc parlar i comprendre el valenciá pero tinc faltes d´ortografia perque la meua llengua materna es el castellá, i per tant me trobe més a gust escribint en eixa llengua.

Oblivision dijo...

Pues esto va para el autor: nada es gratis, tu subsidio por desempleo, los actos culturales a los que vas, y los cines subvencionados que disfrutas se pagan con el dinero de los impuestos de los tíos esos que tanto criticas por derrochar...

Elvar - El Chino Muerto dijo...

Observación bastante buena, Oblivisión, pero me estás dando la razón, estos tipos derrochan por partida doble. Para mí no tendrían por qué existir subvenciones a la cultura ni nada de eso, el verdadero arte en la mayoría de las ocasiones se hace por placer y no cuesta dinero; si el sistema es pésimo y necesita lavar su imagen o mantener a la gente entretenida no es problema mío, mi misión es aprovecharme al máximo de ese despilfarro que no puedo evitar, en un sistema que por lo demás es hostil hacia tipos como yo. Lo que quería expresar es que sin dinero y con imaginación se puede ser igual o más feliz y de paso mucho más ecológico y respetuoso con el resto del planeta. Ni siquiera creo que en realidad hagan falta los subsidios de desempleo, sino una sociedad totalmente colectivizada y que además respete los derechos urbanos, pero esto último es simplemente una opción personal. Un saludo.