martes, 14 de agosto de 2007

EL EXPERIMENTO DE LA CASA DE ALQUILER Y LOS 300 TARADOS

Este nuevo proyecto va en la línea de esas dos extraordinarias propuestas que aparecieron ya hace unas semanas en el blog y a las que no se apuntó nadie. El I Festival Internacional de Sueling de la Comunitat:

Y las manifestaciones para defender causas absurdas:

En este caso, se trata de juntar a 300 chalados para alquilar un piso. No tienen que ser exactamente 300, sino tantos chalados como euros al mes cueste el alquiler, para que salga a euro al mes por tarado. Se alquila el piso a nombre de una sola persona pero luego se le da una copia de las llaves a todos los que participan en el proyecto.

Entonces, la cosa consiste en que cada uno de los 300 utilizará el cuchitril para hacer lo que le dé la gana. No habrá normas. Se puede utilizar como picadero, por ejemplo, pero también otro tipo puede entrar a mirar mientras se bebe unas cervecitas con los colegas; se puede orinar en una esquina o destruir el mobiliario; se puede utilizar el piso simplemente para tener una neverita con candado llena de chelas fresquitas cuando salimos por la noche por el centro histórico o por la zona en la que el piso esté; se puede usar para ver la tele con tranquilidad con la novia, pero si hay un tipo oyendo música o quemándolo todo, o defecando delante de nosotros, no tenemos derecho a quejarnos, porque además el alquiler es sólo un euro al mes. Por supuesto, cada uno de los chiflados puede invitar a quien le dé la gana. Si alguien quiere limpiar, está en su perfecto derecho de hacerlo, pero no puede protestar si alguien ejerce el noble arte de ensuciarlo todo.

Dada las ambigüedades que permiten las leyes de arrendamiento en España, y la lentitud de la justicia a la hora de intervenir en estos casos, la belleza de este proyecto está en asistir al progresivo y brutal deterioro del inmueble, así como a la estupefacción de los vecinos, indignados al ver que se les llena la finca de chusma. También es un alegato anticapitalista en contra del derecho de propiedad y de los altos alquileres, ante los cuales desde el chino muerto siempre hemos reivindicado el espíritu comunitario y el subalquiler a pordioseros.

Espero que este proyecto tenga el éxito que se merece y llegue a difundirse, convirtiéndose en un deporte de moda practicado por gentes de toda España que estén descontentas con la dictadura del capital en la que ha degenerado nuestra supuesta democracia.

Si tenéis alguna sugerencia, comentadla. Para apuntaros al proyecto, utilizad también los comentarios de esta página.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Joder, este proyecto suena de puta madre. Yo me apuntaría. El punto sería poder alquilar el piso con un nombre falso.

rez dijo...

Mi comentario no tiene nada que ver con su post (con el que estoy maravillado).
Estoy en su ciudad. Le he mandado un mail con mi teléfono. Llame.

maurikz dijo...

Yo tambien me apunto a este proyecto